TXIRIBUELTA


TxiriBuelta es una entidad creada por dos jóvenes entusiastas de su trabajo: proporcionar  bienestar a las personas. Trabajan con personas con discapacidad intelectual, física y/o sensorial a través de la estimulación multisensorial, con diferentes actividades.

Están capacitadas en  Estimulación Multisensorial e intervención Snoezelen a través de ISNA España (Asociación de Estimulación Sensorial y Snoezelen), en Terapias Acuáticas y Atención Temprana.

TxiriBuelta va creciendo e incorporando nuevas personas al equipo, que mantiene su visión y compromiso con la discapacidad: cuidar, proteger y dar la oportunidad de participar y disfrutar de la vida. Ofrecen diferentes actividades: intervención en sala Snoezelen con niños y adultos, el programa Atix (actividades de estimulación multisensorial) con niños, actividades terapéuticas en piscina, campamentos urbanos sensoriales, talleres sensoriales, respiros de fines de semana sensoriales….

Txiribuelta proyecto Atix y sala Snoezelen

Yo conocí la estimulación a través de su programa Atix, ya que fui voluntaria durante un tiempo, descubriendo una nueva forma de proporcionar placer. Fue muy enriquecedor para mí, y aunque estuve muy cómoda pues el peque tenía similitudes con los que yo había trabajado y enseguida congeniamos, tardé en sentirme yo misma en el grupo, pues aquello me sacaba de mi zona de confort. Era compartir espacio, tiempo y experiencias con discapacidades totalmente desconocidas para mí: y he de decir que me enseñó a dar prioridad a otros aspectos, a respetar más los tiempos de cada persona, a disfrutar más de las pequeñas cosas con calma.

Tras un primer contacto, me quedé con ganas de más, y mi única posibilidad de colaborar con ellas (por el momento) han sido los dos fines de semana sensoriales que han llevado a cabo. Mucha diferencia en ambos, no tiene nada que ver ir a un sitio totalmente acondicionado, con otro que no lo está (hasta ahora no me había percatado de muchas de las barreras físicas que limitan la inclusión); como tampoco tienen nada que ver los peques con los que estuve, ni nuestra relación anterior.

El primer fin de semana fue el más duro, pero a su vez el más gratificante; ya no es sólo hacerte a un peque…¡es que él se haga a ti! El segundo fue enamorarme un poco más de un peque que ya conocía. Aprendí mucho y disfruté más; pasar 48 horas con estos peques me hace ser más comprensiva con ellos, apreciar otros momentos a los que no estoy acostumbrada, darles más tiempo a ellos, y a mí misma en todo.

Txiribuelta actividades lúdicas

Es un placer pasar tiempo con los peques y con las profesionales que dirigen las actividades, colaborar, intercambiar ideas y que te hagan sentir partícipe con tanta facilidad como lo hacen… Ser recibida siempre con una sonrisa y ver tanto amor por ambas partes, no tiene palabras de agradecimiento.

Seguid creando tantas sonrisas como hasta ahora, es el camino; es vuestro camino